Las fotos de aq

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las fotos de aq

Mensaje  Los Dragones el Vie Sep 12, 2008 10:47 am

~Realizado por Dragnarig~




Por fin se celebró el evento de aq en los Héroes Olvidados, no podíamos dejar pasar la oportunidad de ver esta instance y así juntarnos todos y hacer lazos de unión.

Dragnarig, el maestro heroico, comenzó a reclutar gente a la hora prevista. El punto de encuentro estaba lejos pero el grifo le llevaría como siempre por unas pocas monedas. Se bajo en el puesto habilitado por la Alianza en Silithus y, sin mediar palabra con los guaridas, emprendió su camino hacia el sur, siempre hacia el sur.

La bestia mecánica piafó, susturbinas chirriaron y el tubo de excape soltó el ltimo estertor, esta vez casi se rompe, malditos aparatos gnomos, por ué los compraría en ese mercadillo sospechoso. De una patada, dragna lanzó la máquina a la arena de ese desierto, se volvió y allí estaba, Ahn'Quiraj.




Poco a poco los amigos y combatientes nos fuimos juntando hasta completar el número requerido. Quisimos tener un recuero, no soliamos juntarnos tantos y la próxima vez podríamos no estar todos. Nos enfrentabamos a la muerte, a lo desconocido.




Pasamos revisión del equipo a última hora, comida, pociones....todo, incluso Aïxa la sacerdotisa llevaba todo. Los reclutas más jóvenes ardian con fuego propio, era su primera experiencia con el resto de la Hermandad y se notaba en su ánimo.




Entramos, un viento cálido llenaba mis fosas nasales. Hacia tiempo que nadie pisaba ese suelo, hacia tiempo que nadie trataba de descubrir los misterios de Ahn'Quiraj, y pronto entendí por qué. Un lucha sin tregua nos aguardaba nada más cruzar la primera esquina, insectos, hombres perro,.... Sin duda toda una guardia para guardar a la cucaracha más grande que yo había visto en mi vida.
Las espadas calleron sobre ella, las hachas y los martillos. Las varitas y conjuros hicieron su trabajo y los curadores, mientras, ponían los huesos én su sitio para poder seguir. Una lucha terrible, pero superamos el primer escollo.




Avispas, cucarachas, escarabajos....no podía faltar la Garrapata Gigante que vimos en un desfiladero. Un espectáculo horrible, ese....ser pues no se le puede llmar de otra manera tenía allí su cubil, había enraizado en el agua del lago y estaba poniendo su prole , una prole de horror y muerte, degeneración y crueldad. El hermano Nulm no pudo más, volvió su rostro y echó hasta las primeras papillas que le daban en el Seminario, demasiadas emociones para un chico de ciudad.




Tras reventarle a sus hijos en su cara, tras largas carreras (menos mal que tenemos entrenada a la pobre Arbb), tras un sin numero de muertes de Wali el cazador volador, le matamos. El orgullo enchía nuestro corazón un nuevo reto y una nueva victoria de los Héroes Olvidados.
Seguimos andando por ese paisaje que llevaba a los dos extremos, por un lado el encanto de las piramides, de los monumentos antiguos, de las arenas cálidas. Por otro el horror de las monstruosidades que veíamos, avispas y escorpiones cerrban nuestro pas, nos envenenavan, nos herían, nos mataban.
En su altar una enorme avispa dirigía sus huestes contra nosotros en una aberrante lucha a muerte, muchos cayeron, muchos fueron levantados por las manos de nuestros curadores, para que pudieran continuar. Al final vencimos, como siempre. No hay nada que se resista a un Héroe con tesón.
Una larga escalera nos condujo a una plaza inmensa, ideal para hacer una reunión, pasamos desapercibidos pues allí estaba su jefe, su líder, su Dios y no había llegado su momento...aún.




Enormes perros anubisianos caían a nuestro pies, estaban a nuestra diestra y a nuestra siniestra. Les dabamos,ellos seguían defendiendo a su Dios, fue una locura. Esos perros eran enormes, cada vez que morían el suelo temblaba.




LLegamos a nuestra nuestra siguiente meta, una Quimera. Se oyeron claramt los dientes de Thullborn y Huor asustados pues en sus pesadillas de antaño habían visto a este monstruo destrozar sus maltrechos cuerpos, le habían visto aplastarles con su furia. Se mostraban reacios a su furia pero pronto encontraron el calor de la batalla, la ayuda de los amigos que luchaban codo con codo. El pequeño ejercito, el ejercitod e los 20 mató y saqueo la guarida de la bestia, no por ellos, sino por sus dos viejos y cansinos amigos para que ya no tuvieran pesadillas nunca más.




Fuimos a por él, era el último que nos quedaba. Allá en su trono solitario, parecía indefenso. Nada más lejos de la realidad, el mayor bruto de todos, por algo era su Dios. Bajó, mató y volvió a lo suyo, pero los Héroes no se rinden, volvieron a la carga con sus aceros prestos, con sus conjuros ávidos de llegar a su objetivo, una convinación letal que pronto el maquiavelico lider de esta secta de perros desquiciados conoció en sus propios huesos pues, después de todo, era mortal.




He aqui nuestra andanzas. Hasta este punto la victoria y el saqueo reinaron. El orgullo de una Hermandad que salvaba a la humanidad de un terror en esa recondita parte de Azeroth. Un tiempo para estar juntos, un tiempo para disfrutar y morir juntos. Aunque un tiempo tb para la derrota y el fracaso, sólo dejo un recuerdo en vuestras retinas, un recuerdo que perdurará hasta que volvamos y triunfemos.




Ahora panda de Héroes plantead nuevos retos pues la batalla nos espera, la gloria nos espera. La mistad nos une.

avatar
Los Dragones
Héroe Famoso
Héroe Famoso

Cantidad de envíos : 121
Fecha de inscripción : 28/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.